fbpx

Aprender inglés viendo películas infantiles: Sing

Siempre les decimos a nuestros alumnos que la mejor manera de aprender un idioma es practicarlo, no hay recetas milagrosas ni caminos cortos pese a que muchas academias de idiomas nos han intentado convencer de ello vendiendo sus cursos con métodos ‘”infalibles” que han resultado no serlo tanto. La realidad es que un idioma necesita tiempo, constancia y practicarlo día a día. Y en un mundo en el que cada vez lo queremos todo más rápido y no se valora el esfuerzo, esto suele ser complicado.

Por suerte, disponemos de herramientas muy útiles hoy en día para aprender de manera más fácil que hace años, y estas herramientas son las nuevas tecnologías, internet y las smart tvs que nos permiten ver todo lo que queramos en versión original con subtítulos en inglés o español.

Por ello queremos recomendaros empezar a ver a partir de ahora todas las películas y series que os gustan en inglés o verlas siempre para aquellos que lo hacen ocasionamente. Sí, sabemos que al principio cuesta, y es que muchas veces queremos verlas de la misma manera que lo hacemos cuando las vemos en español, y esto no es posible, porque nos agotan más, ya que hacemos más esfuerzo, por lo que nuestro consejo es que si veis una película la veáis por partes, que volváis atrás tantas veces como necesitéis para entender la escena y que os pongáis los subtítulos en el idioma que os sea más cómodo, dependiendo del nivel que tengáis.

Si hacéis esto con vuestros hijos desde que nacen, nunca os pedirán que les pongáis los dibujos en español, ya que si nunca los han visto en su idioma, verán normal verlos en inglés o en el idioma que hayáis decidido que aprendan. Y si los veis con ellos, también vosotros mejoraréis vuestro nivel.

Hoy os recomendamos la película de animación SING, esta semana estamos viéndola con los niños de nuestro centro y es genial. Tiene diversión, risas, momentos de ternura y además de aprender vocabulario, aprenden canciones muy conocidas. Aquí os dejamos algunas de las escenas que más nos han gustado de esta película.

Además pensamos que esta película tiene un mensaje genial para este momento del año, ya que desde que nos apuntamos en septiembre a algún centro de idiomas para aprender o mejorar hasta ahora es muy común que muchos alumnos empiecen a sentirse menos motivados, agobiados por no ir tan rápido como sus compañeros, e incluso muchas personas ya están pensando en dejar las clases. Tranquilos, todos nos hemos sentido así en algún momento, sobretodo cuando intentamos aprender, pero como demuestra esta película, nunca hay que tirar la toalla, así que la primera canción va para aquellos que están algo desanimados, “I’m still standing”.

Y vosotros…¿¿nos recomendáis alguna para que la vean los niños??