fbpx

Beneficios del ajedrez en niños

El aprendizaje del ajedrez, un juego de estrategia de gran profundidad, presenta beneficios para todas las edades en general, pero en el caso de los niños, les ayuda de una manera especial a despertar sus capacidades intelectuales y desarrollar su pensamiento lógico de manera más temprana.

Además ha resurgido el interés por este juego, gracias a la serie ‘Gambito de dama’, que es el nombre de una jugada, y tantos nuevos adeptos ha captado.

En nuestras academias Brickfield, esta actividad ha dado comienzo con el mes de junio, y pronto os enseñaremos cómo van aprendiendo y qué bien lo pasan en clase. Ahora vamos a ver cuáles son algunos de los beneficios del ajedrez en los niños desde los 3 años.¡Sigue leyendo!

Memoria

El juego del ajedrez les obliga a recordar las reglas y las jugadas que van ejecutando. Aprender este tipo de pasatiempos puede influir positivamente en el rendimiento de los niños en otras actividades y/o asignaturas.

Análisis y síntesis

En una partida de ajedrez, el jugador se encuentra ante una encrucijada, debe analizar las múltiples posibilidades, sintetizarlas para elegir una y plantear un contraataque a su adversario, desarrollando así su pensamiento crítico.

Resolución de problemas y toma de decisiones

El ajedrez obliga a sus participantes a tomar decisiones con responsabilidad. Durante la partida, el niño se enfrenta a diferentes problemas y debe aplicar una estrategia a la vez que tiene en cuenta la del contrario. El tiempo es un factor importante en la partida, por lo que, además, el niño aprende a tomar decisiones bajo presión.

Empatía

Durante el juego, el niño se pondrá en la piel del otro jugador, ya que se anticipará y se preguntará “¿y ahora qué movimiento hará?”.

Socialización

Para participar en esta actividad, no es necesario compartir con el adversario raza, nacionalidad, idioma o edad. En este sentido, el ajedrez es integrador y enseña a los niños a no discriminar. El lenguaje del ajedrez es un lenguaje universal.

Creatividad e imaginación

En este juego no solo es necesario estudiar jugadas y seguir un patrón de movimientos determinado, sino que en ocasiones es interesante desarrollar la imaginación y prever diferentes posibilidades de lo que puede ocurrir durante la partida. Asimismo, es necesario crear jugadas sorprendentes e inesperadas.

Aceptación de reglas

Como en cualquier otro juego, el ajedrez cuenta con sus propias reglas cuyo incumplimiento no es aceptable en ningún caso.

Concentración

El ajedrez exige tanta concentración, que no es extraño encontrar a sus jugadores completamente aislados del ruido exterior mientras están enfrascados en una partida.

Organización y planificación

Los juegos se estrategia se han revelado como una forma extraordinaria de desarrollar la parte de nuestro cerebro que se dedica a la planificación, la gestión del tiempo y la organización.

Inteligencia emocional

Favorece el equilibrio entre lo racional y lo emocional, haciendo que los pequeños acepten y aprendan a encajar tanto los triunfos como los fracasos.

Para enseñar a los niños a jugar a ajedrez, debemos hacerlo con mucha paciencia, dedicación y tratando de estimular su curiosidad. Por ello, en Brickfield lo proponemos como actividad extraescolar y lo impartimos en nuestro centro de Burriana, Calle Raval nº 5. Todos los martes de 17h a 18h.

Compartir en:

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Comentarios recientes
    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *