fbpx

Datos curiosos sobre las Fallas

Cada 19 de marzo se celebra una de las fiestas más internacionales de España, las Fallas, pero el momento de inicio es la ‘Crida’ que fue justo ayer domingo. La palabra valenciana crida se traduce en castellano por llamada. Es el acto oficial del arranque de las Fallas, en el que tienen un papel principal la fallera mayor y el alcalde o la alcaldesa de Valencia, que le entrega a la primera las llaves de la ciudad.

La Crida

La crida se celebra el último domingo del mes de febrero desde las Torres de Serrano, en el caso de Valencia, situadas en la antigua muralla de la capital del Turia. En los demás municipios suele celebrarse en el balcón del ayuntamiento.

Las Fallas congregan a miles de viajeros y Valencia, y todos los municipios que plantan los monumentos falleros, se convierten por unos días, en la capital mundial de la pirotecnia.

Esta tradición valenciana fue declarada como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, en la reunión celebrada en la sede de la ONU en Addis Abeba, la capital de Etiopía

Fallas

Veamos algunas curiosidades de esta fiesta tan conocida a nivel internacional.

Buñuelos de calabaza

Buñuelos de calabaza

Como a toda buena fiesta, les corresponde su tradicional comida típica, que en este caso es un dulce o postre típico. Estos roscos dulces que veis en la imagen son los buñuelos, que se hacen de muchos sabores o sin aditivos, que son los llamados buñuelos de aire. Pueden ser de calabaza, de higo, de chocolate, de manzana… y protagonizan muchas mesas valencianas durante estas fiestas. Se elaboran de forma masiva el día o noche de la ‘Plantà’ que es cuando se montan de forma completa las Fallas, para ser puntuadas por la Comisión Fallera del pueblo, pues cada comisión de una Falla, da la bienvenida a todos los ciudadanos que se acercan a ver el montaje, ofreciendo con los buñuelos una bebida también valenciana, la mistela. Son muchos los valenciandos que preparan estos dulces unos días antes de que se acerquen las fallas, pues resisten mucho tiempo, al llevar mucho azúcar y estar cocinados en aceite, fritos. Los ingredientes básicos son harina, levadura y agua..

Falla de Dalí

Falla de Dali

 

En 1954 el artista catalán elaboró una falla para la comisión de El Foc, falleros de buena posición económica. El diseño en papel fue trasladado a la realidad por el escultor Octavio Vicent y tuvo un precio final de 111.000 pesetas. Las dificultades técnicas para plasmar el dibujo en figura hizo que Vicent tuviera infinidad de problemas. La falla, titulada La corrida de toros surrealista representaba una plaza de toros con un toro muerto sobrevolándola, sostenido por un extraño águila. En el centro de la plaza había un torero observado por un enorme busto, mitad cara de Picasso, mitad cara de Dalí.

El surrealismo de esta obra hizo que la falla del autor catalán no fuera comprendida por los valencianos de la época. Pero lo que es cierto es que ha pasado a la historia como una de las fallas más emblemáticas que ha habido desde que la fiesta es de suma importancia en Valencia. La tradición y la cultura española quedaron plasmadas en esta auténtica obra de arte del artista catalán.

Origen de las fallas

La versión más repetida y extendida por el lugar es la que narra la historia de los carpinteros de la ciudad, que llegada la víspera del 19 de marzo en honor a San José (patrón de los carpinteros), prendían fuego a los restos de virutas y trastos viejos de sus talleres. Los primeros datos sobre las Fallas aparecen en 1740.

Traje de fallera

Con más de dos siglos de historia, el traje de fallera ha ido transformándose tanto, que son muchos investigadores los que afirman que el actual atuendo, dista mucho de ser como el tradicional. La falda no era tan voluminosa como la de ahora, y ni rastro queda de la manteleta con la que las jóvenes se cubrían el pecho.

 Traje de Fallera

Lo que comúnmente se conoce como traje de fallera fue, siglos atrás, el traje de la mujer valenciana. En el siglo XVI empezó siendo un traje de trabajo de las labradoras valencianas, pero con el tiempo se fue transformando y derivó a vestidos más elegantes que se utilizaban en ocasiones especiales.

Hoy en día sólo los utilizan las falleras. En cada edición de la fiesta hay numerosas falleras, pero por cada comisión fallera elige una fallera mayor y una fallera mayor infantil. A su vez la Junta Central Fallera elige a una fallera mayor y una fallera mayor infantil cada año. Todas estas falleras mayores van acompañadas por su ‘corte’ de falleras.

Las falleras pueden llevar un moño o tres. En la parte trasera de la cabeza va uno más grande, mientras que en la sien lucen dos más pequeños, con forma de ensaimada, llamados los ‘rodetes’. Los moños se cogen con agujas pasaderas y se adornan con las peinetas: la ‘pinta’ para el moño trasero y los rascamonyos para los rodetes. No se les permite el uso de cualquier prenda o adorno que no sean los tradicionales y propios del traje.

Por su parte, una de las vestimentas tradicionales para los falleros es el traje de saragüell. Este vestido se coloca directamente sobre el cuerpo y sobre él se puede colocar o no otras prendas. Otro de los trajes tradicionales masculinos es el de torrentí, el cual se caracteriza por tener un pantalón más ceñido a la pierna y un chopetí, una especie de chaleco y/o chaquetilla.

En la cabeza, el hombre suele llevar un pañuelo, una cofia o un casquete, estos últimos hechos de ganchillo, los cuales se complementan con diferentes gorros y sombreros, como la rodina, el cossiol o la montera. Tienen expresamente prohibido usar corbatas, flores y lazos de cualquier tipo.

120 kilos de fuegos artificiales

Es lo que emplean los pirotécnicos para la mascletá del 19 de marzo que pone fin a semanas intensas de falla. Como excepción en 2008, el Ayuntamiento permitió que se emplearan 240, el doble de lo permitido. Pero se realizan mascletàs desde el día 1 de Marzo, además de la Nit del Foc, en el que predominan las luces y colores al ruido de los fuegos de las mascletàs de día.

La palabra mascletà proviene de masclets, que son un tipo de petardo de gran potencia sonora. Las mascletades son espectáculos pirotécnicos que, al contrario de los fuegos artificiales, no se centran en la luz, sino en el sonido.

Actualmente se celebran 19 mascletàs‘ desde la plaza del Ayuntamiento: desde el 1 hasta el 19 de marzo a las 14 horas. Esto no siempre fue así: inicialmente se disparaban desde la misma plaza el día de San José como broche a las fiestas falleras.

Las mascletàs duran entre cinco y siete minutos y llegan a superar los 120 decibelios. Su intensidad debe ir in crescendo hasta llegar a la parte llamada ‘terremoto’, cuando los masclets de mayor potencia estallan en tierra a gran velocidad.

Mascletá 

En 1896 no hubo fallas

El alto contenido crítico de los bocetos presentados para este año no superaron la censura. Críticas hacia la inminente Guerra de Cuba y defensa de los manifestantes contrarios al conflicto hicieron que el gobierno de Valencia no aprobara ninguna Falla.

17 toneladas de flores

Es la cifra de flores ofrecidas a la Virgen de los Desamparados que se registró el año pasado. Un gran manto de flores cubre, en la plaza de la Virgen, la imagen de los Desemparados.

La Virgen de los Desamparados es la patrona de la ciudad de Valencia y de la Comunidad Valenciana. Los valencianos la conocen popularmente como la ‘Mare de Deu’ y cariñosamente como La Geperudeta (La Jorobadita, en castellano), por una antigua imagen suya en la que, según cuenta la tradición, inclinó la cabeza hacia adelante separándola ligeramente del cuerpo.

La ofrenda se realiza a lo largo de la tarde y comienzo de la noche de los días 17 y 18 de marzo (en principio era solo el 18, pero debido al gran número de comisiones falleras se amplió al 17). Cada fallera ofrece un ramo de flores con el que se confecciona un enorme y vistoso tapiz que cubre como un manto el cuerpo de la Virgen.

Esta imagen de la Virgen de los Desamparados mide 14 metros de alto y su estructura de madera permite ir entrelazando los ramos para formar variados y lucidos diseños. El manto se desmonta tres o cuatro días después de terminadas las Fallas.

Virgen de los Desamparados

Un millón de turistas

Es la media de viajeros que visitan Valencia en Fallas. Una fiesta histórica y con mucho carisma que nadie se quiere perder. Pero no sólo la capital es la elegida, también pueblos de alrededor  como Moncada o Segart tienen el placer de colgar el cartel de completo en sus alojamientos. Muchos alojamientos aprovechan para lanzar ofertas con las que tentar a los turistas. 

Turistas en Fallas

Canciones falleras

Como en cualquier fiesta tradicional, la cultura musical ocupa un lugar importante. Aquí, a pesar de ser una festividad muy internacionalizada, debido a la ingente cantidad de turistas que vienen de cualquier parte del mundo, los auténticos valencianos, siguen interpretando canciones típicas como “El Fallero”, que dice: “Despertando nuestros corazones, / Valencia ríe… / por la senda de las flores, / ya viene el verano… / Cruza la calle la chiquillería / recogiendo los trastos para la falla / y mantiene la tradición / de esta canción…”.

La música está muy vinculada a la ciudad de Valencia y también, por ende, a las Fallas. Durante las fiestas puede escucharse continuamente a las bandas de música, o charangas, (más de 300) que recorren las calles y que van poniendo melodía a cada acto. Suelen tocar pasodobles tradicionales y populares, aunque también han introducido en su repertorio piezas más modernas. Por la noche llevan sus notas a las verbenas que se alargan hasta el amanecer.

Famosas que se “colocaron” el traje de fallera

Carmen Sevilla en 1958, Rocío Jurado en 1966, Conchita Piquer en 1948 o Alaska en 2001 no han dudado en vestirse de falleras en algunas ediciones pasadas de las fallas.

Rocío Jurado fue fallera

La Nit de la Cremà

La cremà es la culminación de las Fallas y su acto de clausura. Consiste en la quema de todos los monumentos falleros plantados en las calles de Valencia. Como ya hemos indicado, se celebra en la noche del 19 de marzo y va precedida por un castillo de fuegos artificiales, encendido por la Fallera Mayor y el Presidente de la Comisión.

Hacia las 22 horas se queman las fallas infantiles, excepto la ganadora del primer premio, que se quema a las 22:30 horas, y la del Ayuntamiento, que se quema a las 23 horas. Las fallas mayores se queman a medianoche, excepto la ganadora del primer premio que se quema a las 00:30, y la del Ayuntamiento que se quema a la 1. Consiste en la quema de todos los monumentos falleros plantados en las calles de Valencia.

Estas son algunas de las curiosidades que más nos han llamado la atención. Si eres valenciano o conoces alguna otra, coméntanosla, nos gustaría seguir ampliando este listado.