fbpx

La creatividad es la inteligencia divirtiéndose

Para aprender idiomas, es importante la creatividad.

El cerebro está demostrado que  crece hasta los 18 años de edad del ser humano y, durante ese tiempo, elabora una serie de cambios muy grandes que influirán en nuestra futura capacidad, peso del mismo y evolución de nuestras posibilidades mentales.

Obviamente, aunque deje de crecer  a partir de los 18 años de edad, el cerebro no se queda quieto ni mucho menos, sigue ejercitándose constantemente y en nosotros está que le exijamos más o menos.

Una de las mejores maneras de ejercitación son las actividades al aire libre y la creatividad como método en una mente madura o en desarrollo, por ello, en el aprendizaje de idiomas o en temas de aprendizaje, el sacar de la rutina, innovar y probar experiencias nuevas provocan una actividad cerebral mayor así como un aprendizaje más rápido y eficaz.

Esta es una de las bases en Brickfield Centre d’Idiomes, una academia de idiomas que potencia el aprendizaje de una manera diferente y real, aprendizaje de la vida cotidiana y creativo, para conseguir así que nuestro cerebro no solo continúe desarrollándose si no que también, aprendamos más rápido y mejor.

Más difícil, menos difícil.

En la variedad está el gusto, y en el gusto también puede y debe estar el aprendizaje. A la hora de aprender un idioma, hay que buscar razones para hacerlo y saber cual elegir.

En el mundo es más que difícil estimar cuantas lenguas, dialectos y variantes hay, pero se estiman entre 3000 y 5000 aunque lo que sí se ha hecho es una lista de los 10 idiomas más difíciles y más fáciles de aprender.

Un estudio realizado por la British Foreign Office cataloga el Vasco como la lengua más difícil de aprender, seguida por el húngaro, chino, polaco, japonés, ruso y alemán. Esta lista inglesa contrasta con un consorcio lingüista de París que propone como idioma más complicado el Eslovaco, seguido del húngaro, finés, árabe, persa, coreano, japonés, chino y francés.

Como idiomas más sencillos de dominar, colocan al español como ese idioma que, sin mucha dificultad, cualquiera puede hablar, seguido del inglés, búlgaro, croata, italiano y noruego.

Desde nuestra academia de idiomas en Castellón, el aprendizaje de un idioma no debería de catalogarse por dificultad, pues cada persona es diferente y cada idioma aún más. Quizá, para los europeos y países que usan este tipo de escritura que estoy usando, el árabe, japonés o chino puede crear una gran dificultad en el aprendizaje y viceversa. Por tanto, no vemos que sea difícil aprender un idioma, sino como algo apasionante.

learn

Además de las clases didácticas con el material seleccionado adaptado a los niveles, en nuestro centro también organizamos talleres de diferentes temáticas, pues a través de las actividades manuales, creativas y que activan la imaginación, se puede aprender de forma muy distinta y divertida cualquier idioma.

También el material utilizado en el proceso de aprendizaje influye en este, como los medios audiovisuales, el material de papelería, las herramientas como tijeras, los métodos combinados con música o dibujos, etc. Pues cada alumno necesita un tipo de motivación para poder adquirir los conocimientos que frente a él se muestran, de forma facilitada por los profesionales de la enseñanza que deben conocer el mayor número de técnicas que pueden utilizar en el aula.

beneficios-de-aprender-idiomas

Durante el curso siempre se realizan actividades muy variadas, aparte del material empleado en cada curso, pues hay un sinfín de posibilidades, y en los cursos de verano se intenta crear un planning más dinámico que pueda eliminar el estrés del curso académico, a la vez que reforzar todo lo aprendido. En los cursos de verano de inglés podrán afianzar todo lo que vieron en su centro escolar o en nuestro centro a lo largo del curso, pero con otra forma de generarlo, pues la mente precisa una recopilación o recuerdo de lo anteriormente adquirido para fijarlo o mantenerlo durante más tiempo.

Podéis consultar toda la información sobre los nuevos cursos en los horarios, además de la disponibilidad para clases particulares, en caso de preferir aprender de una forma más adaptada al alumno y centrándose en aspectos concretos del idioma. Tanto las clases particulares como en grupo se dividen en niveles y por edades, y van desde los 0 años con las clases para bebés, sin límite de edad, pues siempre estamos a tiempo de aprender una nueva lengua!

logo solo

Los comentarios están cerrados.