fbpx

Matryoshka, la muñeca rusa

1. Origen

El prototipo de la muñeca rusa fue la muñeca japonesa de madera de Diós Fukuruma que llevaba varias muñecas de diferentes tamaños de tal manera que cada una de ellas pudiera entrar en la otra.  El recuerdo de Japón se guardaba en la familia del mecenato Mámontov. Los japoneses dicen que el invento del concepto de este tipo de muñecas fue de un peregrino ruso que permanecía en un monasterio del territorio de Japón.

2. La primera muñeca rusa

El primero bosquejo de la cara de una campesina fue hecho en el siglo XIX por uno de los creados del “estilo ruso”, Sergey Malutin. Luego, el maestro de juguetes del famoso Monasterio de Sergeyev Pasad la ha realizado en madera. La muñeca rusa fue llamada Matriona, el nombre más popular de aquella época. Posteriormente, se empezó a llamar Matryoshka.

3. Elaboración

La elaboración de Matryoshka tiene sus secretos. Para que madera sea resistente, tiene que estar en el aire libre durante 2 años. En total, la elaboración consiste en 15 etapas. De hecho, la primera muñeca que se hace es siempre la más pequeña.

4. La más grande

La muñeca rusa más grande está ubicada en el “Cruce de los mundos”, la ciudad china de Manzhouli. Escultura de altura de 30 metros se instalo en la frontera de Rusia y Mongolia. Este símbolo de amistad aparecen la imagen de tres niñas: china, mongola y rusa.

5. La más numerosa

La familia más numerosa de muñecas fue hecha en la ciudad de Nizhny Novgorod, que se llama Semenov. La Matriona de madera lleva dentro otras 72 chiquitas.